Patagonia 1996

Claramente todo lo sucedido en esos momentos es filtrado por una lente muy poco objetiva. Mejor así. Estaban viajando hacia otra dimensión, con tiempos y planes propios que podían hacer y deshacer con la mayor facilidad.
Llegaron a la estación de Retiro a las cuatro de la tarde. El calor y la humedad eran abrasadores: ese gran monstruo de cemento devolvía la temperatura del sol multiplicada. La intención, optimista y exultante, era caminar en línea recta por la avenida 9 de Julio hasta la estación de Constitución, donde tomarían un tren hasta Bahía Blanca. Caminar, sentirse un poco más mochileros en ese gesto de valentía enfrentando la temperatura extrema. Obviamente, una de las más grandes motivaciones era tener una foto al pie del Obelisco: el gran falo argentino debía quedar inmortalizado en esa caminata de aproximadamente cuatro kilómetros y medio.
Pero el optimismo chocó de frente con la realidad: las mochilas

Anuncios

Un comentario sobre “Patagonia 1996

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: